Personales

Desde mi ventana 3

Día lluvioso en Madrid; ahora lo ha dejado, pero el cielo prosigue encapotado, aunque por la ventana de vez en cuando entran rayos de sol; no podemos quedarnos en la melancolía, tristeza o quién sabe ante el pánico que nos transmiten los medios de comunicación; la televisión ya dejé de verla-salvo algún programa como el de Ébole el domingo pasado-; cansado de que también la radio se ocupe del alarmismo con unas exageraciones impropias de un medio que se ocupa más de la carga negativa, de poner el micro para que las personas desprotiquen de todo, pero nadie da soluciones, y si las tuvieran deberían comunicarlas a la comisión que coordina; ahí es donde hay que dirigirlas y apoyar siempre, nunca la destrucción; ¿para cuándo la solidaridad entre los humanos? Seguro que esto nos traerá contentos.

Me encantó el pensamiento de expresidente Mújica en el programa “Lo de Ébole”. Entresaco: “La peor soledad es la que llevamos dentro, es tiempo de meditar. Habla con el que tienes dentro, es tiempo de meditar un poco, mirar por una ventana al cielo y, el que no lo tiene, imaginarlo”. Grande; esto se llama educar, lanzar ideas para hacer felices a los demás. Y ataca al verdadero destructor:“el dios mercado es la religión fanática de nuestra época”. Hay que detener ese mercado; pensar en otro que nos acerque, que nos humanice. Una vez pasadas las estaciones de este “via crucis-la Covid-19”, ya, no todo será igual; hay que cambiar, pero tiene que comenzar por cada uno, por la persona, y sumadas todas contribuiremos a una nueva sociedad. El recuerdo de “Greta” debe contribuir. Fuimos muchos a la manifestación; los medios y la policía intentaron minusvalorarla; ahora nos tiene que unir para cambiar el planeta tierra, como vamos no.

También estuvo en su sitio el primer minsitro italiano en la entrevista de El País: “La renuncia que cada uno de nosotros está llamado a hacer es crucial para el bienestar de todos. Si todos respetamos las reglas indicadas, el país pronto podrá levantar cabeza”. Ojalá aprendan nuestros políticos y callen de una vez; con sus ideas crispan a la sociedad y si tienen algo nuevo que coadyuve que lo pongan en manos de la comisión; todos juntos remaremos mejor y seguro que llegaremos a la otra ribera placentera.

Antes de iniciar estas líneas escuché Imagine (Imagine there´s no countries…) de Lennon y el himno del Liverpool (You´ll never walk alone…), canciones que te levantan el ánimo y te conducen a alegrarte y vivir.

Cantando sobre el atril by Félix Rebollo Sánchez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .