Novela

Otra forma de novelar. Asa Larsson y su Sangre derramada

En las útimas líneas que escribí referente a Aurora boreal hacía una comentario de la estilística entre Asa Larsson y Stieg Larsson decantádome hacia este por sus páginas brillantes en Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, La reina en el palacio de las corrientes de aire. Va ser difícil que surja una novela en el que se aúne la fuerza estilística literaria y periodística como la del autor sueco.

Ahora, ente mis manos, Sangre derramada de Asa Larsson; 462 páginas. Espero que no sobren algunas como en Aurora boreal. Que conste que no voy a leer sus tres novelas por el eco que han tenido en Europa. Es tan simple como acercarme a una novela distinta en la que quizá haya más  realidad en esa sociedad que fue ejemplo en otro tiempo. Sigue leyendo “Otra forma de novelar. Asa Larsson y su Sangre derramada”

Personales

Vamos caminando

El poeta  se adelantó a la importancia del verbo y del sustantivo, ya clásico, que repetimos cuando lo leemos o lo escuchamos; es el camino como senda que nos conduce hacia la meta en ese “andar” tan rápido y seguro. Otro verano pasó y el tiempo nos alcanza para despojarnos de lo mental, de lo físico, de todo lo que nos concierne. Sin duda, es una necesidad, ese ir abandonando nuestro yo sin darnos cuenta; ni siquiera el amor, el sentimiento, mantiene lo eternal.

El mañana ya no será igual, no está escrito. Es, otra vez, el incio de otro curso, y en la puerta los “cross” universitarios, “Madrid corre por Madrid”,  el Maratón de Donosti que espero con ilusión contenida, pero, sobre todo, el M. Maratón de Gotemburgo, el mismo que describe Larson en quizá uno de los libros mejor escritos y estructurados del año pasado. Mis impresiones quedaron reseñadas en su día en esta página “web”. Por encima de todo, está un recuerdo emocionado y viviente.

Novela

La reina en el palacio de las corrientes de aire.Millenium 3

Al terninar el segundo tomo de Millenium no tenía ganas de proseguir con la lectura. De tanto sobresalto, el corazón y la mente exigían remanso. No soy un lector mecánico en expresión de la novelista Edith Wharton. Pronto abandoné la idea. Después de una breve visita a mi madre por sus lúcidos 99 años, me zambullí en las 854 páginas de Millenium 3 con el recuerdo de la ciudad en la que viví. Son tantas las veces  que sale que su nombre no constituye lo primordial, ya que es aquí en donde se desarrollan las aciciones capitales.

Me mantengo en lo que escribí anteriormente, que con el primer tomo hubiera bastado; la lentitud de las descripciones se hacen pesadas, solo te pemanece en vilo el qué les esperan a los personajes primordiales. Tanto interrogatorio inane solo conduce a la pérdida de ese estilo brillante con que nos deleitó con la primera parte.

Sigue leyendo “La reina en el palacio de las corrientes de aire.Millenium 3”