Personales

Selectividad en Madrid. Tercer día: 6 de junio, 2013

La alegría en estos rostros juveniles se les nota; están a punto de terminar lo que para ellos ha sido algo más que un esfuerzo. “Alea jacta est” en expresión latina. Se creen ya en la puerta de la Universidad. ¿Quién no recuerda la satisfacción de matricularse, de poseer el carné univesitario?

¡Albricias, albricias, hemos finalizado! Ya todo fue ayer. Alegría a raudales, alcohol, abrazos, besos; es el “carpe diem” oraciano, el “colligue virgo rosas” de Ausonio,  el “que se nos va la Pascua, mozas / que se nos va la Pascua” de Góngora, el “coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto” de Garcilaso; es, finalmente, el “sé tú” de Píndaro. El mañana no está escrito, es la juventud quien lo encarna. Así vamos girando con la frente altiva, serena, sin que nos agovie lo que nos rodea. Enhorabuena, y un saludo cariñoso para los alumnos/as del aula 6 de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense que se examinaron de la selectividad con la esperanza de que elijan la especialidad que desean.

En la mítica cafetería del edificio "A"(antigua Filosofía y Letras)
En la mítica cafetería del edificio “A”(antigua Filosofía y Letras),junio, 2013
Personales

Una sonrisa pasajera

Ya estás petrificada en el árbol,

sagrado, fértil, estrellado.

Donde vayas serás identidad,

hierros de esclava, sin agravios,

pensamiento prisionero,

aunque lo escribiste en  agua,

llevas la memoria de los pocos días,

andados. Las invenciones no caben

en lo acertado, y en el trato, menos

el engaño, pero el futuro no es nuestro.

Fue una sonrisa pasajera,

me hilvanó de tal manera

que quedé preso.

Creí en otro cielo,

no hubo respuesta.

-Te hablé.

-Que sí, sí.

Apretaste mis manos.

Te recordaré,

solo fue una sonrisa pasajera

y una desilusión.

Lo entiendo.

Agitada por el viento querrás romper

de un manotazo el pensamiento

silente, turbador.

Sé tú, nada más.