Personales

Desde mi ventana 7

Mañana es el inicio de la alborada para los deportistas; únete también; venga, sin complejos, ponte pantalón corto, zapatillas y camiseta; a corretear, al menos. Eso sí, si vas acompañado vete a una distancia de unos veinte metros-no olvides, es individual-;a buen seguro, al final te sentirás feliz y tu cuerpo lo agradecerá y, sin duda, con quien convivas. Transmite tus sentimientos, tus emociones, tus sensaciones; cuando corres, creas, desarrollas tu mentalidad y tolerancia; haces partícipe al tú que sientes o añoras. Hasta la saciedad, desde la antigüedad, nos han dejado la expresión “la felicidad también se entrena”; frase ya manida de tanto tiempo transcurrido; hazla tuya en el siglo XXI. El confinamiento con deporte aminora tu aislamiento y ensancha tu espíritu. Hoy, estamos ante un día soleado en Madrid. Mañana, hasta, tal vez, pique. No importa, el cuerpo necesita también vitamina D natural , y si es corriendo mucho mejor. Buen día hermano/a, y como termina en su columna titulada “Anormalidad” en el diario El País, hoy, Juan José Millás, “Dios nos asista”.

Cantando sobre el atril by Félix Rebollo Sánchez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License